"Escucha siempre a tu corazón, aunque nadie más que tú lo oiga"

 

En realidad comenzó a interesarme la fotografía de niña, cuando vi que a mi hermana mayor se le daba bien, y había que estar a la altura claro..

Durante algunos años trabajé en cosas variopintas de las que no sacaba muchas alegrías. Así supe lo que no quería hacer. Me encantaba hacer fotos, eso lo sabía, pero no supe que podía dedicarme a ello hasta unos años más tarde. Empecé de cero lo cual es siempre muy enriquecedor, sobretodo cuando miras atrás y ves el camino recorrido.

Llevo más de diez años dedicándome a la fotografía, y de ello extraigo mis conclusiones, la primera es que escuches siempre a tu corazón, aunque nadie más que tú lo oiga.

Sobre mi

Al principio tenía una sola idea, conseguir esas fotografías tan entrañables de los recién nacidos, pero cuando éstos crecieron y siguieron viniendo a mi descubrí la magia de cada etapa. Adoro fotografiar niños, desde sus primeros días, su primeros pasitos, sus rabietas, sus poses… No es tarea fácil pero nada lo es. La experiencia con ellos me ha regalado el conseguir no sólo las poses que quiero sino la naturalidad de la que van cargados.

Actualmente acojo con ilusión distintos proyectos de fotografía, cuanto más artístico, más se disfruta. Y cuando tengo tiempo, o mentira porque nunca lo tengo, cuando decido que ese tiempo es mío me doy el placer de llevar a cabo algún proyecto personal. Yo lo llevé a cabo con Caperucita, un pequeño y entrañable proyecto personal que encontraréis en esta web.

Seguiré creciendo gracias a todos los que confiáis en mi.

Usamos cookies, tanto propias como de terceros, para poder ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística sobre su navegación. Al continuar utilizando esta web, está aceptando la instalación y el uso de cookies.